Festividad de Corpus Christi en Cataluña

 descubre la fiesta del Corpus Christi en Catalunya
Lazona.
Su
La fiesta del Corpus Christi es una de las tres festividades católicas más importantes del año, junto con Navidad y la Pascua. El corpus Christi o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo se celebra el jueves siguiente al domingo de la Santísima Trinidad, 60 días después del Domingo de Pascua, pero en los ultimos anos se ha transladado al domingo siguente. El origen de la festividad en Cataluna se sitúa en el siglo XIV gen.La fiesta del Corpus marca el punto álgido de la primavera y saca a la calle todo el potencial festivo. En una explosión de flores, las alfombras y las enramadas llenan la calle para el paso de las procesiones y de todo tipo de manifestaciones tradicionales.Pese a haber sido trasladada al domingo, la festividad católica del Corpus Christi sigue siendo la excusa para que numerosos pueblos de Cataluña cubran sus calles con bellas y elaboradas alfombras de flores. La fiesta del Corpus es, como dice la tradición, una de las tres fiestas más solemnes del año, junto con Navidad y la Pascua. Como dice el dicho castellano,. Desde antiguo es costumbre que el vecindario alfombrado el suelo para hacerlo más transitable, con enea, juncos y pinaza. Pese a haber sido trasladada al domingo, la festividad católica del Corpus Christi sigue siendo la excusa para que numerosos pueblos de Cataluña cubran sus calles con bellas y elaboradas alfombras de flores.Otros elementos característicos del Corpus son L'ou como Balla, un huevo vacío que se eleva como por arte de magia en el manantial de agua de una fuente, y las alfombras de flores, obras de arte efímeras pisadas por la procesión que perviven todavía en municipios como Sitges, Arbúcies o La Garriga.El clavel es, sin duda, el protagonista excepcional de unos actos que se celebran del viernes al domingo de Corpus y en los que la creencia religiosa se mezcla con la estima por esta flor. En una explosión de flores, las alfombras y las enramadas llenan la calle para el paso de las procesiones y de todo tipo de manifestaciones tradicionales.Otros elementos característicos del Corpus son L'ou como Balla, un huevo vacío que se eleva como por arte de magia en el manantial de agua de una fuente, y las alfombras de flores, obras de arte efímeras pisadas por la procesión que perviven todavía en municipios como Sitges, Arbúcies o La Garriga. ist.La fiesta de Corpus se instauró en el siglo XIII como exaltación del sacramento de la Eucaristía y cómo reacción de la Iglesia hacia las corrientes que hacían peligrar su doctrina.En plena Edad Media, el pueblo compagina las prácticas cristianas con rituales de origen pagano. Como reacción, nace la festividad del Corpus Christi, una nueva celebración en honor al Santísimo Sacramento que con el tiempo perderá parte del carácter religioso y se convertirá en un acontecimiento social y festivo.Las primeras celebraciones del Corpus en Cataluña son las de Barcelona (1320), Manresa (1322), Vic (1.330), Tortosa (1330), Solsona (1331) y Bagà (1333). La fiesta se centra en la procesión, con el desfile triunfal del Santísimo Sacramento por las calles y plazas de pueblos y ciudades.La jerarquía y el protocolo, vitales en la organización del Corpus institucional, conviven con los entremeses. La cristianización de elementos paganos busca moralizar y educar a los que observan el cortejo, pero el carácter lúdico se acaba imponiendo al aleccionador. Esto facilita la aparición de los "bullicios" del Santísimo Sacramento, origen de La Patum de Berga.La fiesta del Corpus Christi, "el Cuerpo de Cristo" ha sido durante siglos una de las más importantes de la cristiandad católica. En el origen se celebraba el jueves siguiente a la octava de Pentecostés, pero en la actualidad se celebra en domingo. Es una festividad destinada a rendir homenaje público a la Eucaristía, una expresión de reconocimiento y adoración a la hostia consagrada que simboliza el cuerpo de Jesucristo. La fiesta fue instituida por la Iglesia alrededor del año 1246 en Lieja y se extendió rápidamente. Ahora bien, más allá de ser una fiesta religiosa, la celebración del Corpus fue en sus orígenes medievales, y aún es en muchos lugares, la fiesta ciudadana por excelencia, la fiesta del "cuerpo social" o corpus de la comunidad. Por ello, el acto más destacado de la fiesta ha sido desde siempre una procesión general (en la que participa todo el "cuerpo social" de la comunidad celebrando) y festiva (tiene una dimensión lúdica y no solemne). En este cortejo del Corpus se encuentran las primeras referencias escritas de algunos de los que hoy son los elementos principales de nuestras fiestas: gigantes, enanos, bailes de diablos, bestiario, etc cuando.En Catalunya es sobre todo en el mes de mayo que estas celebraciones toman máximo protagonismo, extendiéndose en el calendario hasta la festividad de Corpus Christi, que este año tendrá lugar tarde, el 19 de junio. Festividad que se celebra el jueves o el domingo siguiente al domingo de la Santísima Trinidad para conmemorar con especial solemnidad la eucaristía.Festividad que se celebra el jueves o el domingo siguiente al domingo de la Santísima Trinidad para conmemorar con especial solemnidad la eucaristía.Pese a haber sido trasladada al domingo, la festividad católica del Corpus Christi sigue siendo la excusa para que numerosos pueblos de Cataluña cubran sus calles con bellas y elaboradas alfombras de flores.En plena Edad Media, el pueblo compagina las prácticas cristianas con rituales de origen pagano. Como reacción, nace la festividad del Corpus Christi, una nueva celebración en honor al Santísimo Sacramento que con el tiempo perderá parte del carácter religioso y se convertirá en un acontecimiento social y festivo. sitges.Las calles de la villa de Sitges se convierten en alfombras para que pasen la procesión y los gigantes. La fiesta ha recibido la consideración de Fiesta de Interés Artístico y Turístico Nacional, y se remonta más allá del recuerdo, aunque se oficializó en 1952. Para confeccionar las alfombras se utilizan más de 350.000 claveles combinados en cuatro colores (rojo, amarillo, blanco y rosa), además de otras especies de flores. Se extienden encima de superficies de apoyo, que pueden ser desde rejas hechas con ramas hasta cáscaras de arroz. Junto con la procesión religiosa que acompaña estas alfombras, se llevan a cabo dos actos más. Uno es la Exposición Nacional de Claveles en el Huerto de Can Falç, donde una cuarentena de expositores exhiben miles de tiestos y cientos de variedades de esta flor. El otro es el Concurso de Ornamentación Floral de Fachadas y Balcones, un certamen popular y participativo en el que los vecinos compiten sanamente para presentar los mejores adornos de balcones y casas. Además de La Garriga, entre los muchos pueblos de Cataluña que engalanan sus calles con flores destaca Sitges (Garraf) cuyas alfombras, como puede verse en la foto, siguen asombrando a los visitantes.Fue declarada primer Fiesta de Interés Artístico Nacional y luego también Fiesta de Interés Turístico Nacional.Además de La Garriga, entre los muchos pueblos de Cataluña que engalanan sus calles con flores destaca Sitges (Garraf) cuyas alfombras, como puede verse en la foto, siguen asombrando a los visitantes.Para confeccionar las alfombras se utilizan más de 350.000 claveles combinados en cuatro colores (rojo, amarillo, blanco y rosa), además de otras especies de flores. Se extienden encima de superficies de apoyo, que pueden ser desde rejas hechas con ramas hasta cáscaras de arroz.Junto con la procesión religiosa que acompaña estas alfombras, se llevan a cabo dos actos más. Uno es la Exposición Nacional de Claveles en el Huerto de Can Falç, donde una cuarentena de expositores exhiben miles de tiestos y cientos de variedades de esta flor.El otro es el Concurso de Ornamentación Floral de Fachadas y Balcones, un certamen popular y participativo en el que los vecinos compiten sanamente para presentar los mejores adornos de balcones y casas. Entidad organizadora Ajuntament de Sitges.Sitges , a sólo 35 kilómetros de Barcelona, se llena de colorido y de olor a flores durante la celebración de la festividad del Corpus Christi en primavera. El momento más esperado de esta fiesta llega el día del Corpus, con la creación de alfombras confeccionadas por los vecinos del pueblo con pétalos de claveles, además de otras especies de flores. Un jurado premiará las mejores alfombras, todas ellas elaboradas con gran gusto y dedicación. Posteriormente, la procesión del Santísimo Sacramento pasará sobre estas obras de arte que adornan las principales calles de Sitges. Además, durante estos días tienen lugar otras actividades como la Exposición Nacional de Claveles, la Muestra de Bonsáis y el Concurso de Ornamentación Floral de Fachadas y Balcones, así como los desfiles de Gigantes de la villa.Las calles de la villa de Sitges se convierten en alfombras para que pasen la procesión y los gigantes. La fiesta ha recibido la consideración de Fiesta de Interés Artístico y Turístico Nacional, y se remonta más allá del recuerdo, aunque se oficializó en 1952. Para confeccionar las alfombras se utilizan más de 350.000 claveles combinados en cuatro colores (rojo, amarillo, blanco y rosa), además de otras especies de flores. Se extienden encima de superficies de apoyo, que pueden ser desde rejas hechas con ramas hasta cáscaras de arroz. Junto con la procesión religiosa que acompaña estas alfombras, se llevan a cabo dos actos más. Uno es la Exposición Nacional de Claveles en el Huerto de Can Falç, donde una cuarentena de expositores exhiben miles de tiestos y cientos de variedades de esta flor. El otro es el Concurso de Ornamentación Floral de Fachadas y Balcones, un certamen popular y participativo en el que los vecinos compiten sanamente para presentar los mejores adornos de balcones y casas. garriga. Entre las más espectaculares están las de La Garriga (Vallès Oriental), donde miles de vecinos participaron en la elaboración de las 24 alfombras instaladas en 15 calles del centro urbano, para lo que utilizaron más de 160.000 claveles y unas 30.000 rosas.Entre las más espectaculares están las de La Garriga (Vallès Oriental), donde miles de vecinos participaron en la elaboración de las 24 alfombras instaladas en 15 calles del centro urbano, para lo que utilizaron más de 160.000 claveles y unas 30.000 rosas.Las alfombras de flores engalanan las principales calles de este pueblo de Barcelona.Entre las más espectaculares están las de La Garriga (Vallès Oriental), donde miles de vecinos participaron en la elaboración de las 24 alfombras instaladas en 15 calles del centro urbano, para lo que utilizaron más de 160.000 claveles y unas 30.000 rosas. Como cada año, la población de La Garriga se volcará en la celebración de la fiesta del Corpus, una jornada en la que se trata de cubrir las calles del centro de la población de hermosas alfombras de flores. Participan asociaciones de vecinos, entidades sociales y escuelas. La fiesta está amenizada con bailes tradicionales, actuaciones folclóricas, concursos y, cómo no, con la procesión en la que participan gigantes y bastoners. L'ou com balla. (literalmente el huevo como baila) es una tradición de origen nacida en Barcelona, Cataluña (España) que tiene lugar el día de Corpus Christi. Aunque no hay consenso sobre la fecha exacta del inicio de la tradición, sí que se sabe que nació en el siglo XV.1 La tradición dice que hay que hacer bailar un huevo en los surtidores de las fuentes situadas en claustros, patios o jardines. El cascarón entero de un huevo vacío, se coloca en el surtidor de una fuente de modo que gira sin caerse. Las fuentes se decoran con flores y frutas. Los rincones en los que se puede ver esta tradición en Barcelona son: la catedral de Barcelona, el Pueblo Español, el Museo Frederic Marès (plaza Sant Iu), la parroquia de Santa Ana (Rivadeneyra, 3), la Casa del Archidiácono (Santa Lucía, 1), el Ateneo Barcelonés (Canuda, 6), la parroquia de la Puríssima Concepció (Aragón, 299) y la Real Academia de las Buenas Letras de Barcelona (Obispo Caçador, 3). También en el colegio Escolàpies LLúria (Aragón 302) Además de la ciudad condal, la tradición también se extendió en otras ciudades tales como Sitges en el Palacio Maricel, y Tarragona en la fuente del claustro de la Catedral. El Huevo como Baila es una costumbre propia de la festividad de Corpus Christi. Se trata de hacer bailar un huevo vacío sobre un manantial de agua de una fuente, la peana de la que ha sido adornada con abundantes flores y plantas. Formalmente es una imagen que recuerda mucho a la figura de la Eucaristía -l'hòstia consagrada que se venera durante el Corpus-, pero las alusiones del huevo a la fertilidad y la plentitud son bien claras y sugieren otras interpretaciones y lecturas. La simplicidad y belleza de esta costumbre, que consiste en hacer bailar un huevo al ritmo juguetón e incierto del agua, le ha dado mucha popularidad, por lo que el que comenzó en la ciudad de Barcelona se ha extendido rápidamente en otras villas del país. flores.Las enramadas o alfombras de flores es la costumbre de adornar las calles con alfombras efímeras para celebrar el Corpus y el florecimiento de la primavera. Tradicionalmente se elaboraban con pétalos de flores, flores enteras y hierba, pero desde finales del siglo XX se experimenta con más materiales, tales como semillas, serrín y virutas teñidos con anilinas, posos de café, cápsulas de café y más materiales recuperados . Se representan motivos diversos, que pueden ir ligados a la religiosidad propia de Corpus, en temas locales, en efemérides, etc. Tantos como la imaginación y la técnica de los catifaires permitan. En muchas poblaciones, la procesión de Corpus y su séquito festivo pasan por encima de largas alfombras de flores que diferentes personas y asociaciones han preparado semanas antes. De esta manera los humanos imitamos lo que está pasando en este momento en la naturaleza: de la misma manera que las laderas de las montañas se llenan de flores (y especialmente de retama), muchas calles de ciudades y pueblos se alfombran con todo tipo de elementos florales. Las alfombras son obras de arte naturales, mandalas efímeros pintados sobre el asfalto y que se llenan con pétalos, semillas y otros elementos de todos los colores. Las alfombras contribuyen a embellecer la calle y crear un espacio excepcionalmente perfumado y son ritualmente destruidas al terminar la jornada. arbucies.[1] Las Enramadas de Arbúcies, declarada fiesta tradicional de interés nacional en 1999, es la fiesta más importante de Arbúcies. La fiesta más tradicional que se remonta al menos el s. XVI y que ha sabido adaptarse en el transcurso del tiempo para mantenerse una fiesta viva entre la población. Los elementos de las Enramadas de Arbúcies son las alfombras, la butifarrada, las pasadas de la noche y las de la mañana, las danza, las enramadas y los conciertos..La Fiesta de las Enramadas fue declarada de Interés Nacional en 1999 y son las fiestas de la octava de Corpus que se celebran en Arbúcies, documentadas ya en el año 1589. La fiesta empieza días antes con la preparación, cuando la gente de la población se van a buscar en el bosque grandes cantidades de flores que serán materia prima para las alfombras así como las ramas para enramar las calles. Los días previos también, seleccionar y clasificar todas las flores recogidas, para reunirse volúmenes suficientes para hacer la distribución de colores de las alfombras. Sallent.La Fiesta de las Enramadas de Sallent es una fiesta tradicional de interés nacional documentada desde 1325. Tiene su origen en la voluntad de adornar las calles por los que debía pasar la procesión del Corpus, para rendir honor a la Eucaristía y solemnizar aún más este acto de religiosidad popular. Desde finales del siglo XX el carácter eminentemente religioso de la celebración se ha visto desplazado por un carácter más lúdico y festivo. Barcelona.[3]El acto principal la celebración es la procesión, que actualmente contiene dos partes totalmente diferenciadas: la festiva, en la que el Séquito Popular de Barcelona, ampliado como indica el protocolo, hace una pasada por plazas y calles del centro de la ciudad con elementos de imaginería festiva, música y danzas. La otra es la procesión del Corpus Christi de la Sede Catedral, que tiene un carácter estrictamente religioso. Hay más manifestaciones de cultura popular, como El huevo como baila o las sardanas, que están presentes en el programa festivo.La celebración del Corpus Christi permite ver de nuevo L'ou com balla en quince patios y jardines de la ciudad de Barcelona, que mantiene esta tradición desde el siglo XVII. Desde hoy y hasta el domingo 10 de junio se puede ver el tradicional huevo saltando sobre un surtidor de agua en los patios de la Catedral,Además, hoy, día del Corpus, se pueden visitar dos edificios singulares que tienen abiertas sus puertas con motivo de esta festividad: el Palau Centelles y el Ayuntamiento de Barcelona