La Semana Santa en Cataluña

 descubre las tradiciones de la Semana Santa catalana. Procesiones religiosas en Cataluña.
Procesión en Verges. Fotografía: Laia Balagueró
La celebración anual cristiana de la Semana Santa, una de las festividades más auténticas y con más tradición, tiene en Cataluña sus propias características. Las fechas varían cada año, a veces a finales de marzo y otras veces en el mes de abril. Desde antes del Domingo de Ramos hasta el Sábado de Gloria, en numerosas localidades catalanas se suceden más de un centenar de manifestaciones religiosas populares como procesiones, vía crucis, desfiles y representaciones de la Pasión.
Los actos de Semana Santa se abren el viernes anterior con la solemne procesión histórica en honor a la Virgen de los Dolores que recorre las calles del pueblo de Bellpuig (Lleida) y de las localidades gerundenses de Banyoles, Mieres, Amer y Besalú.

Domingo de Ramos

El día que conmemora la entrada de Jesucristo en Jerusalén es la fecha señalada para las tradicionales ferias artesanales y mercados de Ramos, donde se pueden encontrar palmas, laurel y varios tipos de ornamentaciones. Este día tiene lugar en Barcelona la emocionante procesión de "La Burreta", que sale desde la iglesia de Sant Agustí, en el barrio del Raval, y recorre las calles de la Ciudad Vieja.

Jueves Santo

En la noche del Jueves Santo, las calles y plazas iluminadas con velas acogen las procesiones silenciosas en señal de dolor por la crucifixión y muerte de Jesús. Destacan las procesiones del Silencio de Badalona, Reus y Lleida. En Verges (Girona) se lleva a cabo la impresionante Danza de la Muerte (Dansa de la Mort), la única tradición macabra que se conserva desde la Edad Media en Europa, en la que diez esqueletos recorren las callejuelas del pueblo al son de un timbal.

Viernes Santo

La popular procesión del Santo Entierro de Tarragona, donde participan más de 4000 personas, es la única considerada como fiesta de interés nacional por la Generalitat. Caracterizado por su solemnidad, el desfile discurre por todo el casco antiguo de la ciudad. También merecen atención el emotivo Víacrucis Viviente de Sant Hilari Sacalm y las procesiones de Girona, Barcelona y Reus.
Un caso aparte lo constituye la procesión laica organizada por la Cofradía 15+1 de L´Hospitalet de Llobregat, la más multitudinaria de Cataluña.